Slideshow

Imagenes

Maratón de Castellón 2010

A falta de 2 km para meta, mi hermano me entrega la camiseta con el nombre de nuestro padre, ha sido uno de los momentos mas emotivos de mi vida desde su fallecimiento.

20 mayo 2014

CSP 2014 - 2ª Part: Atzaneta - Sant Joan de Penyagolosa

Abandonamos Atzaneta, próxima parada, Benafigos, pero antes ... el muro. Viene la parte más dura de toda la carrera, tres durisimas subidas con sus respectivas bajadas, una antes de Benafigos, otra antes de Culla, la peor y una tercera previo al avituallamiento de Sant Bertomeu. Necesitaré todo mi potencial para afrontarlas, miro a mis compañeros, les muestro mi sonrisa más cruel, saco el mp3, les digo que voy a ponerme música, motivación 100% y que voy a dejar de hablarles y escucharles, rio a carcajada de cual bruja en un cuento de hadas uuuuuajajajaja, me coloco los cascos, lo enchufo, se ilumina la pantalla .... "bateria baja" ... se apaga !!!! Mecaguen to lo que se menea ... no se ha cargado, me va a tocar subir esas cuestas con la banda sonora de estos dos? no llevo bastantes kilometros escuchandolos? ....

A los pocos kilómetros de Atzaneta decidimos sentarnos unos minutos y tomarnos una barrita, ya que al no haber sólido en éste avituallamiento, el cuerpo la necesitará para enfrentarse a esta terrible subida. Las piernas siguen intactas pero el recorrido no da tregua y tras una bajada donde compartimos impresiones con un grupo al que hemos dado caza, nos plantamos frente al él, una corta pero durísima subida que hará temblar las esperanzas de mas de uno ... Empezamos a ascender, Andreu y yo nos ponemos a hablar, nada serio, tontería tras tontería, incluso cantamos algún estribillo de alguna canción, todo es poco para distraernos ante lo que parece no terminar nunca ... atrás, las risas de Estefanía confirman lo que suponíamos, el cansancio hace acto de presencia camuflado es desvariadas continuas ... pero con todo ello y con un muy buen humor coronamos el muro, estamos a escasos kilometros del control de Benafigos, de las tres grandes subidas que teníamos por delante en este segundo tramo, hemos superado la primera ....

Pero como os decía no todo es de color de rosa ya, aparece un imprevisto ... Andreu se siente mareado, aparecen los fantasmas del día que entrenamos este tramo, en aquella ocasión le ocurrió lo mismo, entonces por un golpe de calor, ahora, no lo sabemos ...

En el control de Benafigos vuelve el optimismo, había paella para comer, pero nosotros llegamos a hora de merendar y ya no queda, así que nos ofrecen jamón, rosquilletas, toda clase de dulce y una fresquita, sabrosa y apetecible cervecita que nos tomamos encantados ... Estamos en el km 61 y llevamos 12 horas y media de carrera. Andreu se recupera momentáneamente ... pero solo eso, momentáneamente .. pero quedan muchos kilómetros, horas y historias por compartir, así que seguimos avanzando con la esperanza de una pronta recuperación ...

Nueva imponente bajada, aún hay fuerzas para bajarla corriendo, bromeando con otro grupo de corredores que nos encontramos, pero las plantas de los pies empiezan a escocer ... tengo la sensación como si llevara arenilla muy muy fina en las zapatillas que me está abrasando las plantas ... llegamos al barranco previo a la segunda y más dura de las subidas, llegamos a la base de la temida Peñacalva. Hacemos una parada, me vuelvo a rebozar los pies en vaselina y me cambio de calcetines, empiezan los temores de que si aquello no funciona, la planta de los pies pueda empezar a desgarrarse ... hay que subir, ponemos la reductora y a por ella ...
El ascenso va bien, llevamos buen ritmo y yo no dejo de decirle a mis compañeros lo sorprendido que estoy de encontrarme tan bien a estas alturas de la carrera. Puedo hablar mientras subimos, ningún músculo da ningún aviso de nada, la cabeza sigue fría, sin tener que tirar de motivación extra .. nada de nada, todo perfecto ... Estefanía sigue nuestro ascenso unos metros mas atrás, a ratos refunfuña de la dureza, pero pronto se calma al ver las impresionantes vistas que nos ofrece mientras ascendemos ... Andreu nos pide unos segundos de calma, los mareos se han convertido en nauseas, lo está pasando muy mal ...
Intentamos animarle, en pocos kilómetros llegaremos a Culla, allí la primera de las grandes alegrías que nos deparará el viaje. Estamos a pocos metros de la cima de Peñacalva, el corredor que me precede me pregunta si allí donde está aquel hombre con chaqueta azul es el final de la subida, levanto la cabeza, miro al señor con la chaqueta azul, le confirmo que allí está el punto más alto, vuelvo a mirar al señor de la chaqueta azul ... collons si es Pablo !!!! Eiiiiiiiii mirad quien hay ahi arriba ... subidón doble, cima de Peñacalva y Pablo esperandonos para acompañarnos hasta Culla donde estarán Llum, Lidón, Bea junto a sus padres, mi madre y ahora sí, Laura ... conversamos con él mientras vamos dirección al pueblo, está atardeciendo pero todos queremos llegar para verles, pasar unos minutos con ellos, yo tengo muchísimas ganas de abrazar a Laura, ha estado trabajando y se que lo ha pasado mal porque no podía saber de ningún modo como iba la carrera.

Culla km 72, más de 3.000 mts de desnivel positivo y 16 horas de carrera, pero todo ello se esfuma, desaparece, deja de importarme cuando veo al final de una cuesta a alguien que sale corriendo con los brazos abiertos a mi encuentro ... nos fundimos en un abrazo, mi cuerpo se estremece y por unos segundos el reloj, la csp y hasta el mundo entero se detiene para mi ... que alegría .... pronto me hace saber lo bien que me encuentra y me detalla las caras de otros corredores que han llegado antes y hacían mucha peor cara. Arriba, el resto de amigos que han venido a vernos, enseguida nos abrazan, nos dan dos besos, es increíble, no os podéis imaginar como recarga de energía encontrarme con ellos ... vamos juntos hasta el control, toca cenar un buen plato de macarrones, y picotear de todo lo que allí nos ofrecen. Descansamos un rato y yo intento absorber todas y cada una de las palabras de animo que recibo. Mi madre no abre la boca, está apoyada en una pared mirándome mientras voy comiendo y hablando con Laura, me levanto y la abrazo, casi no puede mediar palabra ... ´ja falta poquet mama, ho puc conseguí ...´le susurro al oído, ella me da un beso y sigue sin decir nada ... no hace falta ... Es hora de abandonar Culla, sacamos la ropa de abrigo ya que a partir de ahora vamos a enfrentarnos a la oscura y fría noche. Mallas largas, térmica de manga larga, y algo mas en la mochila por si acaso ... miro a Estefanía, está lista, llega Andreu, aún no se ha cambiado, cruzamos las miradas, me temo lo peor, ... se confirma ... ha tomado la decisión de no seguir. El descanso y comer algo no le ha servido para nada y las nauseas y el malestar general sigue implantado en su cuerpo desde hace muchísimas horas ... los tres nos quedamos cabizbajos, se rompe el grupo, desaparecen las ilusiones ... nos abrazamos, el me desea muchísima suerte, yo no se que decir, se que la salud es lo primero y que es la decisión acertada, pero ojala pudiera hacer algo ... joder !!! han sido tantas y tantas las veces que me he imaginado abrazado a él bajo el arco de meta, rompiendo a llorar los dos juntos ... 

Me despido de todos y Laura me acompaña unos metros hacía la salida del pueblo, ella sabe el golpe que será el abandono de Andreu, me anima y me hace comprender que debo seguir fuerte, con la cabeza fría y pensando que puedo conseguirlo .... último beso, si todo va bien, nos volveremos a ver en meta .... 

Estefanía y yo zarpamos hacía nuestro siguiente destino, el control de Sant Bertomeu. Nada más salir del pueblo ya con los frontales encendidos, empieza una dura y pedregosa bajada ... nos distanciamos unos metros, ninguno de los dos habla, inmersos en nuestros pensamientos vamos descontando kilómetros. A lo lejos, filas de lucecitas blancas van marcando los puntos por donde deberemos nuevamente ascender.
La noche es fría pero pronto entramos en calor y antes de ascender hacía Sant Bertomeu, volvemos a desprendernos de toda la ropa de abrigo y volvemos a como estábamos. La subida nos hará sudar, mejor afrontarla fresquitos ... poco a poco nos volvemos a reagrupar, conversamos un rato sobre lo que nos duele el habernos quedado solos, pero debemos seguir, y nos conjuramos nuevamente para conseguirlo juntos ...

La subida es muy larga y muy dura, enganchamos con un grupo de corredores que van deteniéndose de vez en cuento ... nosotros hacemos lo mismo ... llevamos muy bien las bajadas y los llanos, pero las subidas empiezan a atragantarse. Incluso hay momentos que no utilizamos los bastones por estar cansados y con las manos doloridas de hacer fuerza con ellos ...Finalmente coronamos la subida y nos plantamos en la ermita de Sant Bertomeu. Nos felicitamos porque lo peor a pasado, es la tercera de las subidas, a partir de ahora, habrán más, pero ya nada será como esto ... reponemos algo de líquido pero no perdemos excesivo tiempo en el control, son alrededor de las 12:30 de la noche y hemos quedado con Alicia en Vistabella, donde allí si descansaremos un buen rato y podremos comer nuevamente.

Tenemos por delante unos 10 km, la noche está muy cerrada y apenas se ven frontales a lo lejos ni por delante ni por detrás, no dejamos de conversar para que ninguno de los dos entre en fase de sueño, compartimos algunos bostezos pero poco mas, intentamos distraer la mente recordando entrenamientos, próximos retos etc ... La llegada a Vistabella se hace eterna, el pueblo no se ve en ningún momento y el recorrido es muy pedregoso dejándome las plantas de los pies seriamente dañadas, pero quiero aguantar hasta Xodos para allí nuevamente hacer un cambio de calcetines ...

Después de ay! oy! joder con la piedra! ni una con canto redondo! etc etc , un montón de luces aparecen ante nosotros, es Vistabella , nueva meta conseguida, son 2:45 de la madrugada, llevamos 91 kilómetros, más de 4.000 mts d+ y lo que más acojona, 20 horas 45 min desde que salimos aquel sábado allá por las 6 de la mañana ...En Vistabella el avituallamiento es completisimo nuevamente y yo recibo otra vez la advertencia que he vuelto a perder peso y no debería. Así que aprovechando que tenía mucha hambre, me presento ante los sándwiches de nutella y no dejo títere con cabeza ... Descansamos un rato junto a Alicia, ella nos ve bién, no tiene dudas de que podemos conseguirlo, estamos a escasos 30 km de meta pero aún no nos vemos vencedores, sigo sorprendido de como está aguantando mi cuerpo y que sigo muy frío mentalmente, me da miedo que todo se venga abajo ahora que estamos tan cerca ...

Entre aplausos y gritos de animo abandonamos Vistabella, dirección Xodos, último, ahora sí, último pueblo antes de meta. Son 10 km que a priori no deberían costarnos demasiado. Volvemos a abrigarnos, la temperatura a bajado y otra vez, sin mediar palabra, seguimos avanzando ... pero los kilometros avanzan muy lentos a estas alturas ya, ambos coincidimos en que queremos que salga el sol pronto, no es que moleste el frontal, pero tantas horas sin ver prácticamente nada, solo el grupo de piedras que vas a pisar en la siguiente zancada empieza a ser más que monótono. Lo peor a partir de ahora, es que más o menos llevas un cálculo de lo que te está costando en tiempo hacer por ejemplo 10 km, y sabiendo que estamos en el 91 somos conscientes de que nos quedan aún unas 6 horas mínimo de carrera, y eso, cuando vas dirección hacia el último pueblo ya, te da un hachazo tremendo a la moral ...

Tras muchos kilómetros por pista y subiendo, por fin, llegamos a la bajada que nos guiará hasta Xodos, mientras descendemos recibo la llamada de Laura, no puede dormir, ha visto por internet que hemos pasado Vistabella y la tensión que provoca no saber nada hasta que de nuevo salga publicado por la organización no permite conciliar el sueño a nadie en casa. La conversación me distrae y me relaja, oir su voz y sus palabras nuevamente me dan fuerzas para llegar a Xodos y salir rápido de allí antes de que pase por la cabeza alguna propuesta de abandono. Comparto con ella los cálculos que llevaba sobre que hora podemos llegar a meta y así ella ya se organiza para venir ... Estefanía, unos metros mas adelante me avisa que ha encontrado un cartel, un punto kilométrico con tres cifras, estamos en el km 100. Madre del amor hermoso, que ganas tenía yo de verte a tí ... 100 km, tu sabes lo que es eso? Que puedo bajar de Xert a Vinaròs a trabajar, llegar a la puerta del trabajo, volver a subir porque resulta que no llevo las llaves, volver a bajar a trabajar y al terminar la jornada prácticamente volver a subir ... 100 kilómetros !!! y menos de 24 horas !!!

Xodos, 5:30 de la mañana, el cansancio ya está implantado en mi cuerpo, por suerte es de noche y refresca, si llega a ser de día vería alucinaciones, como por ejemplo esa pareja que hay ahí, se parecen a Cristian y a Sara, joder si que voy mal, que coño harían Cristian y Sara a las 5 de la mañana en Xodos .... de repente se oye Ieeeeeeee casporrooooooo aço son hores d´arribar !!!! No me lo puedo creer, son ellos, no es producto de la nutella de antes, hay que joderse, Sara entra a trabajar a las 12 y a las 5 de la mañana estáis en Xodos para vernos? a qui quien es el que hace locuras?
Increíble, al igual que en Culla, el reloj se detiene, estoy flipando viéndoles delante de nosotros, me cuentan toda la entresijada que han montado para que yo no me enterara, es genial, me animan muchísimo, vamos juntos al avituallamiento, mientras me cambio de calcetines y nuevamente me pongo vaselina, les sigo mirando como si aquello no fuera verdad ... muchísimas gracias pareja, fue una pasada veros allí ... fue como el último empujón que necesitaba para no rendirme, de verdad, muchísimas gracias por hacer algo así.

A todo esto, Estefanía está frente a mi, inquieta, parece que ahora, después de 25 horas de carrera, le han entrado las prisas, me da 2 min para comer y reponer líquido, nos despedimos de nuestros amigos y salimos dirección .... meta !! .
Le hago saber a Estefanía que aún no me siento vencedor, que aún no tengo la sensación de que lo vamos a conseguir. Faltan 17 kilómetros, y desconocemos a lo que nos enfrentamos, y la información que hemos ido recopilando a lo largo de la noche, no da muy buenos augurios de que sera un viaje plácido.
No alejamos de Xodos, no dejamos de mirar el cielo para ver si empieza a clarear el día y podemos guardar los frontales. Como recompensa, nos indican que veremos una preciosa salida del sol. En esto no mentían, la salida del sol es espectacular, el cielo se tiñe de rojo y a continuación le acompañan las montañas que le acunan, nos detenemos a observarlo unos instantes ... es una maravilla ...
Bueno, en esto no mentían y en que el tramo no es un camino de rosas, tampoco. Es de día y aunque a veces aún reímos, ya todo a cambiado, avanzamos muy lentamente, a lo lejos, otros corredores van al mismo ritmo, como si nos moviéramos a cámara superlenta. Nos detenemos varias veces a descansar unos minutos, cuesta mucho, muchísimo avanzar. Muestra de ello es que esperando el kilómetro 110 nos encontramos con el 105, duro golpe a la moral, le hago saber a Estefanía que ya no me estoy divirtiendo, que este último tramo es durísimo .. ella simplemente asiente con la cabeza. Es cierto que las piernas están cansadas, pero es más el "estoy harto de caminar" lo que me está desmoralizando a marchas forzadas.
Intento distraer la cabeza, miro el paisaje, repaso como ha ido toda la carrera, los entrenamientos, los mensajes de animo recibidos, las canciones y discursos motivadores que tenía en el mp3 ... Llegamos a un punto de agua, el último, rellenamos de agua los bidones y nos informan que ahora sí, solo queda una subida, por pista y en zig zag, después 3 km de bajada y la gloria ...

A por ella ... aceleramos el paso, faltan 7 - 8 km, esto nos costará mas de hora y media, pero de repente aumentamos el ritmo, subimos subimos y volvemos a subir, estamos a los pies del Penyagolosa, jamás lo había visto por esta cara, es impresionante, ... De repente la pista empieza a llanear, y le hago una ultima propuesta a mi compañera ´probamos a ver si somos capaces de correr después de 115 km?´ Empezamos a correr con un trote lento pero continuado, los dos soltamos una carcajada, es increible que después de 27 horas, seamos capaces de correr ... pronto encontraremos la bajada, pero primero nos vamos a encontrar una grandisima sorpresa, al tomar una de las curvas que dibujaba la pista, nos encontramos a Andreu que viene a nuestro encuentro. Ha subido desde meta para reencontrarse con nosotros ... que subidooooonnnnn!!!
Ahora sí Estefania, le grito, ahora ya me lo creo, estamos nuevamente los tres juntos, como habíamos soñado, bajamos trotando y caminando, le cuento a Andreu como ha sido la noche y él, aunque aún un tanto mareado, se encuentra mejor. Es genial volver a estar los tres juntos, da igual quien cruce la meta o a quién le registren el tiempo, somos un equipo, empezamos juntos y llegaremos juntos, coño claro que sí, lo hemos conseguido, los tres, porque lo de Andreu solo fue un mal día, pero llevaba los mismos entrenamientos que nosotros, estaba incluso mejor que nosotros y se lo merecía tanto como nosotros ...

Últimos metros, se oye el speaker, vemos caras conocidas, última curva,  pisamos la alfombra, veo a mi madre, Teresa y a Laura, cojo a Estefanía de la mano y las levantamos en señal de victoria, recorremos la alfombra cual gladiador victorioso, Laura, en un sprint por la zona exterior nos lanza la bandera de l´Agrupa, la extendemos, ultimas zancadas .... y meta !!!!! Nos detenemos unos segundos bajo el arco con el crono, éste marca 27 horas 51 minutos y 19 segundos ... nos abrazamos y Laura, fiel a su estilo, se salta el protocolo, salta la valla, y se funde en un emotivo abrazo ... ´ho has aconseguit´ me repite una y otra vez. Los allí presentes no deján de aplaudir, nos hacemos alguna foto más, pero pronto me secuestran para hacerme las últimas pruebas, una nueva analitica, electro y demás ... finalmente salgo, cojo mi cervecita fresquita, recibo las felicitaciones de quienes andan por allí, mi madre sigue con el mismo rostro con que la dejé en Culla, emocionada, admirandome, sin mediar palabra y diciéndolo todo a la vez ... soy finisher de la Penyagolosa Trails CSP

Me gustaría decir tantas y tantas cosas aún ... intentaré ser breve, pero me va a costar ... Me siento muy muy muy satisfecho conmigo, no solo por haberlo conseguido, sino por haber sido capaz de preparar algo tan extremo, durante tantísimo tiempo y con tanto sacrificio como para que llegado a meta, aún no hay tenido un mínimo problema muscular, me encontraba cansado, pero solo eso, cansancio ... Es una prueba durísima para mi modo de ver, como como todo en esta vida, si te preparas, lo puedes conseguir.... Pero ojo, no es solo una preparación física, también mental y tanto o incluso me atrevería a decir que más importante. Supe mantener la cabeza fría, optimista, tirar de buen humor, hacer bromas e intentar en todo momento, que fluyera el optimismo en el grupo ... funcionó a la perfección ...

En el apartado de agradecimientos, buff, no se por donde empezar y miedo me da dejarme a alguien, así que muchísimas muchísimas muchísimas gracias a todos por vuestras muestras de cariño, por vuestros ánimos antes de la carrera, y como no, por las decenas de comentarios que me encontré en el facebook una vez terminada la carrera. Jamás pensé que podría llegar a tanta gente y que tanta gente perdiera parte de su tiempo en molestarse a ver si lo conseguía ... fue una sorpresa enorme llegar a casa y encontrarme aquello en el facebook ... gracias a gente como vosotros, algunos como yo, estos dias se sienten especiales. De todo corazón, muchísimas gracias a todos. No quiero profundizar en nombres, pues sois muchos a los que debería nombrar, pero en mi cabeza, y porque no, en mi corazón, habéis dejado huella.

Si que os pido que me permitáis unas palabras más personalizadas para un grupo mas reducido de personas, en primer lugar a mi madre, solamente te diré una cosa, gracias por permitirme que sea como soy ... Laura, buff, como explicarte como caí en tu trampa. En los 15 días previos a la carrera llegué a pensar que no creías en mi, que estabas convencida que no lo conseguiría, estabas distante, evitabas y evadías a CSP como conversación a toda costa ... desde el viernes, antes de separarnos para ir a buscar el dorsal me di cuenta que solo era una artimaña para que no me pusiera más nervioso, y  que si te mantenías distante, yo evitaría tener solamente la carrera en la cabeza. Desde la misma salida has estado ahí, presente o no y haciéndome saber que confiabas en mi desde el principio ... te odio por conocerme tanto y te quiero por saber como hacer que te odie ...

Y ahora sí, y termino ya, a mis compañeros de viaje ... hace mucho mucho mucho tiempo, os hice una propuesta deshonesta, presentarnos en la CSP, no lo dudasteis ni un segundo, hace cinco meses empezó una dura e intensa preparación ... este fin de semana dio sus frutos. Quiero agradeceros cada zancada, cada segundo que hemos pasado juntos, no lo digo por decir, es el corazón quien os habla, hay que estar aquí y vivirlo, sentirlo como lo sentimos nosotros... por eso es el corazón el que os agradece cada momento compartido.
**Estefanía, juntos finalizamos nuestra primera MIM, ahora la CSP, no hay manera de encontrar una prueba donde te quedes detrás y me dejes la gloria para mi solo ... gracias por todos los momentos que hemos pasado juntos perdidos o siguiendo algún track, ha sido fantástico, siempre con una sonrisa, con ese buen humor que te caracteriza y jamás sin un mal gesto a pesar de la guerra que te he dado ... te mereces este y otros muchisimos exitos ...
**Andreu, hay que joderse, ahora me he bloqueado. No voy a insistir en que no pasa nada por haber tenido que abandonar, que para mi también eres finisher, que la salut es lo primero etc ... que coño te voy a dar yo a ti lecciones de salud ... debería empezar dándote las gracias por tantos y tantos consejos sobre nutrición recibidos, y tantos y tantos dolores de cabeza por no obedecerte, y acabar decenas de líneas después dandote gracias por venir a vernos a meta a pesar de todo .... pero seré mucho más breve "no canvios tio, gent com jo, necesita gent com tu" ...

Y aquí acaba el día más largo que hasta el momento he vivido, empezó el sábado a las 6 de la mañana, para acabar el domingo a las 10:00 ... y ahora que? pues la verdad es que no lo sé. Ayer mientras paseaba con Kora, nuestra perra, estuve pensando, de momento me apetece aparcar el trail un tiempo, me da miedo buscar nuevos retos después de esto, volveré al asfalto, a mis inicios ... recuerdo cuando llegué a meta en el maratón de Castellón, cuando me colgaron la medalla pensé .. si en todas las maratones dan medalla, podría  participar en muchas y coleccionarlas ... tal vez sea el momento de volver a planteárselo ... a la montaña se que volveré, la veo cada día al despertar y se que me va a esperar, pero ahora, es momento de hacer otro tipo de turismo ...

Un abrazo a todos y sed felices, la vida son cuatro días y no todos duran 28 horas ...






19 mayo 2014

CSP 2014 - 1ª Parte: Castelló - Atzaneta

Penyagolosa Trails: CSP-115 es una ultratrail de 118 km de recorrido y un desnivel acumulado de subida de 5.439 metros y de bajada de 4.227 metros. Con salida al nivel del mar, la carrera finaliza en el Santuario de Sant Joan de Penyagolosa a 1280 metros de altura, recorriendo a su paso los términos de Castellón, Borriol, Villlafamés, Les Useres, Lucena, Atzeneta, Benafigos, Culla, Xodos, Villahermosa y Vistabella.

1.177 Km – 184 horas – 29.840 Mts D+.   Estos eran los datos finales de todos los entrenamientos realizados preparando el que sería el reto más ambicioso que jamás había preparado. Prácticamente 5 meses dedicados íntegramente a un objetivo, terminar la CSP …
Como muchos sabéis entré a formar parte del Proyecto Penyagolosa Saludable, una iniciativa en la que 50 participantes recibiríamos un seguimiento a lo largo de la prueba para obtener una estadística sobre el impacto de este tipo de carreras sobre la salud del corredor. Pues bien, el viernes, tras la recogida del dorsal, me realizaban las primeras pruebas, a continuación me reuní con mis compañeros y visitamos la feria del corredor. Más tarde última ingesta de carbohidratos en una pizzería junto a mi madre … a las 11 una fina sábana me cubría esperando poder conciliar el sueño y descansar la última noche. …

3:45 de la mañana, suena el despertador… abro los ojos, no recuerdo haber tenido problemas para dormirme, he dormido 5 horas, estoy bastante descansado, sonrío, los nervios no me han hecho pasar la noche en vela, me siento bien, optimista, con fuerza ..... empezamos!!

Me visto, repaso todo el material de la mochila, desayuno dos sándwiches de jamón serrano (siguiendo el buen consejo de Andreu), bebo bastante agua y me siento en el sofá a meditar un rato esperando que Jean pase a recogerme.
Sobre las 5 llegamos a la pista de atletismo donde nuevamente pasamos un control médico los integrantes del proyecto que os comentaba. Después, ya en la zona de salida, nos vamos reuniendo todos, Andreu, Estefanía (CSP), Oscar, Miquel y Albert (MIM). Nos hacemos las fotos de rigor y estos últimos deciden avanzar metros en la zona de salida y así poder evitar los tapones que suelen aparecer al principio. Nosotros saldremos desde el final, así que nos deseamos suerte y esperamos que todos lleguemos a Sant Joan victoriosos…
Antes de la salida, recibo los últimos ánimos de mi hermano y de una madre, con los ojos brillantes emocionada ante todo aquello. Parecerá una tontería, pero ver las caras de admiración de quienes te quieren te dan una fuerza enorme ante retos de este calibre…
Ultimas palabras del speaker en recuerdo a Fani que nos ponen a todos la piel de gallina y pistoletazo de salida… arranca la CSP 2014 … arranca el día mas largo. 

Los primeros kilómetros alternamos el ritmo, corriendo en los llanos y bajadas y caminando en las subidas y en algo más de 2 horas dejamos atrás los primeros 14 km y 600 m de D+ llegando al control de la Pedra. No invertimos demasiado tiempo, estamos bien, comemos bastante (los lacitos un día me sentarán mal…) y sobre todo, bebemos y rellenamos los botellines. Sabemos de la importancia de la hidratación, así que continuamente nos lo vamos recordando entre los tres y nos obligamos a beber aunque no tengamos sed … En el control médico me reencuentro con Nuria, que aunque no corre, sigue ligada al trail y me anima a seguir así de bien en esta aventura …

Las bromas, historias y tonterías varias que vamos diciendo están haciendo que vayamos restando kilómetros sin darnos cuenta, lo estamos pasando bien e incluso tengo la sensación que en algún tramo nos llamarán pesados o nos invitarán a callarnos, no todo el mundo está ya de tan buen humor …. Prueba de ello es que se nos unió Nacho, un joven de Castellón que nos estuvo escuchando y nos preguntó si podía unirse a nosotros ya que pensó que con ese buen rollo que desprendíamos, se harían mucho más amenos los kilómetros … así que juntos, los 4, seguimos devorando kilómetros en busca del siguiente control, La Bassa, Km 25, llevamos poco más de 4 horas y entramos en el control corriendo y riendo nuevamente … volvemos a comer, yo paso mi particular control y nos dirigimos ya a por la que será la primera de las mini-metas que nos pusimos antes de empezar, Les Useres .. a estas alturas el sol ya empieza a calentar y a las 12, cuando llegamos al control ya es algo asfixiante y nos indican que rozaremos los 30º. En este control llegamos en 5 horas y 50 min y nos tomamos mas tiempo para comer, beber y descansar un poco, hay muchísimo ambiente, puedo saludar nuevamente a amigos, compartir impresiones etc … En el control me han hecho pruebas más completas esta vez y hay algún dato un tanto alarmante, además he perdido peso y aquí no es el mejor sitio para hacer dieta, me aconsejan comer más, así que como en esta ocasión los bocadillos son de jamón con tomate, no lo dudo y me zampo dos; nunca había llegado a este control (las veces que he hecho la MIM) tan bien y con hambre como esta vez, así que “a creure”.
Salimos de Useres, la siguiente mini-meta Sant Miquel de Torrocelles, en ella habremos superado ya los 1.600 D+ y llevaremos 43 Km en nuestras piernas, algo más de un tercio de carrera. Seguimos con muy buen humor, la cabeza está al 100%, y muscularmente no hay síntomas de problema alguno… seguimos optimistas, y llevando muy buen ritmo.
En este tramo el sol golpea muy duro y pocos metros después de Useres ya nos encontramos a diversos participantes que deciden darse la vuelta y no continuar… empiezan los abandonos… más adelante, otro corredor es atendido por compañeros porque esta vomitando por culpa de un fuerte golpe de calor… este tramo es el más duro meteorológicamente hablando. 

Llegamos a Sant Miquel, el avituallamiento es completísimo, yo como bastante, voy muy bien hidratado y ello me hace llegar con hambre y no he tenido que utilizar geles hasta el momento. Pizza, longaniza de pascua, coca de espinacas, otra de jamon y queso, fruta … voy picoteando de todo un poco y me hidrato con algo de coca-cola que en esta ocasión sí que está más fresquita. Descansamos un poco en la sombra y continuamos … Llevamos 8 horas de carrera ….

Abandonamos Torrocelles y ahora sí, llegamos al cruce donde nos desviamos de la ruta que hasta ahora conocíamos, nos separamos de los participantes que realizan la MIM, y enfilamos dirección Atzaneta. Este tramo es nuevo para nosotros, habíamos entrenado desde Atzaneta hasta Xodos, así que por donde avanzamos ahora y los últimos 18 es lo único desconocido para nosotros. 
El buen humor sigue implantado en el grupo, pero el cansancio empieza a aparecer y es Nacho el primero que da muestras de ello, presentarse a la CSP ha sido una aventura peculiar (sin permiso no tengo porque contarlo) y siendo consciente de que tal vez no lleve la preparación adecuada, empieza a tener serias dudas … pero animado por el grupo, seguimos avanzando, y restando kilómetros … En Atzaneta, nuevamente caras conocidas, Bea y Alicia no faltan a la cita, cargadas de bolsas con nuestro particular avituallamiento por si nos falta algo … Indicar que el planteamiento era en este punto cambiarme de zapatillas y puesto que venía el tramo más duro y técnico optar por las zapas más duras, pero siempre me he regido por un refrán que dice “si algo va be, no u tocos”, así que ungüento de vaselina por toda la planta de los pies y a seguir como estamos … Aquí reconozco que esperaba un avituallamiento muy completo, pero por algún motivo no es así, agua y poco más, de hecho no hay ni control de tiempo, por lo que decido comprarme una coca-cola bien fresca en el bar que sienta de vicio …
Antes de partir, se cumplen mis temores, Nacho se queda un rato más, no continua junto a nosotros pero me temo que sin nosotros tampoco … hasta ahora no he podido hablar con él y no puedo certificar lo que he dicho pero es lo que me temo … Así que si en algún momento lees esto, decirte que fue un placer conocerte y compartir kilómetros y horas de risas y buen rollo. Cuando nos separamos te cité en dos lugares, el primero en meta, este te lo perdono, el segundo en la Trencamoles de Xert, el 19 de Ocubre, no hay excusa que valga y no me digas que es el cumple de tu novia porque sabré que me mientes… muchísimas suerte Nacho, eres un tio genial…. 

En la charla técnica que nos dieron el viernes nos insistieron muchísimo en un dato “a partir de Atzaneta, empieza la CSP”, que entonces dices, hay que joderse, pues si lo sé vengo en coche hasta aquí, lastima de 50 km que me he cascao!!!  … y tienen toda la razón, a partir de ahora, a partir del km 50 todo empieza a cambiar…es otra carrera y por desgracia, no es para bien…

04 mayo 2014

Previa Prenyagolosa Trails - CSP

Dice el refrán que hay dias y días. Hoy ha sido uno de esos días ….

9 de la mañana, los ojos se han abierto, ayer me prometí descansar, llevo tiempo, mucho tiempo sin dormir lo suficiente, sin saber lo que es dormir más de 7 horas y este fin de semana tampoco lo he conseguido. Estos días aprovechando el puente del 1 de Mayo he entrenado duro y estaba cansado, y decidí dejar que el cuerpo decidiera si hoy domingo quería entrenar o descansar. He intentado seguir durmiendo, distraer la mente, pero dicen que, ésta, es mucho más poderosa de lo que nos creémos… arriba!!!

Con los ojos hinchados y entreabiertos, me cambio, lleno el camelback de agua y me preparo, no sé qué hacer hoy, no sé dónde ir, no me apetece hacer montaña, quiero correr, despacio pero correr sin ver una cuesta que me detenga.  Haré 45 min por la rambla y para casa, que ya está bien… voy por la rambla, llego a un cruce… ¿y si me voy por aquí, llego allá, subo por aquella masía y después bajo…?  parece que me encuentro bien … 

Resumiendo, hoy era un día para quedarme en casa, durmiendo,  llevaba más de 50 km acumulados en apenas tres días y al final 1:30 min más, sin parar de correr un solo instante, con subidas y bajadas y terminando en perfectas condiciones y con una satisfacción difícil de expresar en palabras…

Llegas, te duchas y te sientes bien, contento, feliz… y que ocurre entonces? Que tienes un día genial, vas a ver a tus cuñados y a tu sobrino y pasas un día fantástico con él, riendo, jugando y el capta tu enorme positivismo con el que has llegado hoy, no te suelta en ningún momento, sabe que tienes un buen día y quiere que lo compartas con él… hoy es un gran día …. Así que hoy es el día de hacer la previa ….

Hoy es domingo y dentro de dos semanas, dentro de dos domingos tal vez esté tumbado en la cama o en el sofá destrozado físicamente pero con una satisfacción enorme sobre mi … o tal vez esté en la cama o en el sofá destrozado físicamente pero con una satisfacción enorme sobre mí …. No, tranquilos, no lo he escrito mal, he querido repetir la frase. Sé que lo normal sería haber dicho destrozado moral o anímicamente también, pero no es así … estos últimos entrenamientos me he dado cuenta del enorme reto que me propuse, hablamos nada más y nada menos que de 118 km, más de 5.000 mts de desnivel positivo y un máximo de 30 horas … esto es algo serio y llevo tiempo preparándome físicamente pero también mentalmente y como decía, en las últimas salidas me he preparado también para lo que podría ser no terminar la Penyagolosa Trails CSP … 

No me estoy rindiendo antes de tiempo, no soy negativo o pesimista, es mucho más sencillo, soy realista; 
El día 17 de mayo deben producirse una serie de acontecimientos en cadena, uno tras otro, coordinados minuciosamente y ayudándome a llegar hasta Sant Joan de Penyagolosa … el 17 de mayo, deberían alinearse las nubes bajo el duro y temido sol (me estremece pensar que podamos tener una carrera como la que fue nuestra primera MIM), nubes que tapen el sol pero que a la vez, las borrascas se mantengan lejos, imaginaros lo que es pasar una noche en la montaña empapado, con frio y sin dejar de correr o caminar … Pero si tenemos suerte y las primeras premisas se cumplen, deben entrar los siguientes elementos, yo voy a poner el empeño y la parte física, ese era el trato, pero el de arriba debe mostrarme todo su poder de empuje, deberá aparecer a partir de Atzaneta, y juntos deberemos realizar los 68 km restantes hasta la meta, lo hemos hablado y confío en él, si me falla, si no le noto cerca, estoy perdido … y qué decir de quienes vengan a vernos, a animarnos, sin ellos también va a ser difícil, a parte, Laura, que difícilmente podrá estar, será muy duro no tenerla junto a mí en los momentos más dolorosos … y a todo esto hay que añadirle que los pies respondan, que la alimentación y la hidratación durante la carrera sea la correcta, que los geles resulten efectivos cuando más los necesite, que cumplamos los tiempos de corte en los puntos de control y tantas y tantas cosas que os podría contar y que necesito que ese día estén a mi favor …

Repito, no soy negativo, soy realista y sé que va a ser muy muy duro y difícil, por eso desde el primer momento fui consciente y acato la posibilidad de no conseguirlo…. pero si esto ocurre, antes os decía que estaría en la cama o en el sofá destrozado físicamente pero con una satisfacción enorme sobre mi y así es amigos, el día 5 de Enero empezó un largo camino, una aventura que está llegando a su fin y ahora, a falta de menos de dos semanas, puedo deciros que me siento muy orgulloso de todo lo que me he demostrado a mi mismo durante este viaje; desde ese 5 de enero, mis piernas llevan acumulados más de 1.100 Km, con 27.000 mts de desnivel positivo  acumulado y superando las 160 horas de entrenamiento. He entrenado por parajes espectaculares, descubriendo rincones fascinantes, paisajes que te hacían detener para contemplar la belleza que nos presenta la naturaleza en infinidad en lugares dignos de postal … y compensando con ello el esfuerzo de llegar hasta allí. He corrido lloviendo, con viento, con frío y ahora con calor, he corrido por San Mateo, Salsadella, Canet, La Jana, Sant Jordi, Vinaròs, Catí, Vallivana, Vallibona, La Senia, Fredes, Castelló, Benicassim, Borriol, La Pobla Tornesa, Atzaneta, Culla, Vistabella, Xodos, Morella, Xiva, Ortells, Villores, Forcall y por supuesto Xert.

He tenido días malos, por supuesto, mareos, alguna lesión, llagas, rozaduras y todo tipo de dolores musculares, pero nada de ello ha impedido que haya disfrutado de cada entrenamiento, de cada zancada, de cada minuto que he pasado con las zapatillas puestas y la mochila sobre mi espalda. Hay una frase de Extremoduro que siempre me gusta recordar cuando repaso los entrenamientos y los lugares visitados “para algunos la vida es galopar por un camino empedrado de horas, minutos y segundos … yo más humilde soy y solo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente” … 

El viaje llega a su fin y el día 17 comenzará el que será el último entrenamiento, la última tirada larga … por eso, ocurra lo que ocurra, hoy ya me siento muy orgulloso de todo lo conseguido y del viaje recorrido, ojala pueda rematarlo con una salida de 118 km de una tajada, sería el colofón a una osadía, a un reto, en definitiva a un sueño. Pero repito, ese sueño no dejará de cumplirse porque no cruce aquella meta, he sido capaz de realizar todo lo que me he propuesto durante estos meses y estos últimos días, a través de la redes sociales, wathsapp y en persona, muchísima gente me ha hecho darme cuenta de ello. Es increíble ir por la calle y que se te acerquen y te pregunten por los nervios, y cuando les intentas explicar cómo te sientes, te miren incrédulos ante tus dudas  y te digan … te lo mereces tio, te he seguido por facebook o por tu blog y te lo mereces … o que estes tomando algo y simplemente oigas, admiro tu fuerza de voluntad, no tengas dudas de que lo vas a conseguir … anoche mismo, cenando en Canet, una amiga, con quien hacía muchísimo tiempo que no hablaba se acercó y me dijo “eyy muchísima suerte Jordi, te sigo por tu blog pero nunca me atrevo a escribirte nada, pero estoy convencida que lo vas a conseguir … es brutal lo que  estás haciendo …” 

Ojala pudiera transmitir ahora mismo lo que siento mientras escribo estas líneas, son tantas frases, tantas muestras de admiración, deseos de que lo consiga, es increíble sentirse así …  Jamás he querido demostrarle a nadie nada haciendo todo esto, lo vivo de una forma distinta a la gran mayoría, y tengo mis propios motivos y razones por las que hacerlo, pero cuando recibes estas muestras de cariño de la gente, es …. no encuentro la palabra … te sientes especial, simplemente eso …. así que de todo corazón, gracias !! 

Y por último quiero dedicar unas líneas a dos personas que emprendieron el mismo viaje que yo hace varios meses … He compartido muchísimas horas, infinidad de kilómetros y centenares de subidas junto a vosotros. Sé que os he taladrado con mis historias, mareado con problemas y desquiciado con mis estados anímicos, pero siempre habéis estado ahí. Me habéis levantado cuando me he caído y aplaudido cuando he acertado y aunque seguramente tengamos nuestras diferencias, siempre habéis respondido con una sonrisa. El viaje llega a su fin compañeros pero os pido un último favor, si nos mantenemos unidos, siempre seremos más fuertes que el dolor que sufriremos … unámonos y terminemos juntos la Penyagolosa Trail. Nos lo merecemos joder, acordaros de todas las horas de entrenamiento, de la lluvia y el viento, recordad todos los sacrificios a otros niveles que nos ha tocado hacer, cuantas horas hemos tenido el frontal encendido entrenando de noche, cuantos cortes y arañazos han sufrido nuestras piernas por ir por senderos casi desconocidos o cuando nos hemos perdido, mirad vuestros pies, vuestras piernas … os dais cuenta? Veis el esfuerzo que hemos realizado? 
Ha llegado el momento de demostrarnos a nosotros y solo a nosotros, que hemos sido capaces de terminar juntos algo que empezamos juntos. Han sido muchas las veces que me he imaginado llorando, fundiéndose en un abrazo junto a vosotros dos debajo del arco de meta de la CSP … no me privéis de ese placer … nos lo merecemos, seamos héroes  por un día …. Hagámoslo !!!!

En 15 días ...el desenlace ....

13 abril 2014

VIII Marato de Borriol

Si soy sincero, he perdido bastante la pasión por escribir mis crónicas tras las carreras, pero supongo que en un futuro me alegraré de haberlo hecho y podré recordar mas detalladamente todo lo vivido dentro de este mundillo, así que ahi va ...
La MaBo es una carrera dificil de describir, para mi la carrera más dura que he hecho hasta el momento, y una de las de mayor relevancia a nivel provincial (y no dudo que tarde en serlo a nivel nacional). El año pasado conseguí terminarla aunque fue un autentico infierno puesto que estuve durante muchos kilómetros con rampas y problemas en los gemelos, pero como buen sufridor, no podía dejar pasar la oportunidad de enfrentarme al castell, antenas, morico y raca ...
Este año llegaba mucho mas preparado ya que estoy inmerso en plena preparación para la CSP115 y tenía cierta ilusión en hacer una buena carrera, y rebajara o no mi tiempo, quería llegar con buenas sensaciones de cara al gran objetivo de la temporada ... pero en este mundillo es difícil hacer pronósticos anticipados y ahora veréis porque ...

Cinco integrantes de la Secció Running de l´Agrupació de Muntanya el Turmell  eramos los que nos enfrentariamos a estos 42 km i 2.500 D+ y tras recoger el dorsal el dia anterior, llegabamos a Borriol el domingo con la esperanza de que todos cumplieramos nuestros objetivos fueran los que fuesen.
A las 8 daban la salida, y pronto nos enfilabamos hacía la primera de las duras subidas que tiene el recorrido, el Castell. Oscar i Andreu pronto abren el grupo, un poco más atrás, Marc, Estefanía y yo, nos lo tomamos con más calma. Aún así, llego a la cima con pulsaciones muy muy elevadas y lo peor, no recupero en la primera bajada. El sol, a aquella hora ya nos golpeaba y nos advertía que iba a ser una jornada muy calurosa.
La carrera avanza, Marc decide unirse a mi puesto que es su primera participación y no quiere excederse en los ritmos de carrera y ser más precavido ... Estefanía nos sigue de cerca ... Llegamos a la Pedra, me encuentro bien, pero sigo alto de pulsaciones y el calor empieza a dificultarme llevar un ritmo de respiración cómodo, a parte de la enorme sudoración que desprende mi cuerpo ...
Llegando al km 12, problema al canto, empiezo a encontrarme mal, sin llegar a tener nauseas, pero me mareo. Es un descenso y me pongo a caminar, Marc me espera y somos adelantado por muchisimos corredores, no me pongo nervioso, se que esto ocurre y debo recuperar, simplemente eso .... pasan los minutos pero el malestar no cesa ... es entonces cuando aparece "mi angel de la guarda" , Estefanía, y me da un sobre de glucosa que me tomo sin dudarlo. A los pocos minutos y mientras estamos recorriendo un nuevo tramo de esta edición empiezo a encontrarme mejor, lo que me da esperanzas de cara a la siguiente subida, les Antenes.Y así es, recuperado totalmente animo a Marc a que tome la delantera en nuestro grupo, Estefanía y yo seguimos juntos hasta la base de les Antenes. El ascenso es terrible, el calor sofocante y empizan a haber victimas ... corredores sentados en una sombra, cabizbajos y con muchas dudas en el rostro. Yo decido distraer la mente y me marco cada antena como una mini-meta, pongo la reductora, bajo la cabeza para no ver lo que tengo delante, y sin prisa pero sin pausa, voy ascendiendo sin excesiva dificultad. Al llegar al avituallamiento ya nos informan que no se va a batir el record de la prueba a causa del calor y que ya han habido abandonos en varios puntos del recorrido ... el calor es asfixiante y la MaBo no entiende de compasión y sigue golpeando cuesta tras cuesta ...
Empieza el descenso en busca de la Pobla, mitad de carrera, voy bastante bien y me divierto mucho bajando pero ya soy consciente de que no mejoraré mi tiempo de paso por la Pobla.

Km 23, llego a la Pobla y encuentro una grata sorpresa, Alan a venido a verme junto a su madre, Laura y Bea, me detengo un par de minutos con ellos para agradecerle la sorpresa y en este punto alcanzo de nuevo con Marc, empieza a estar cansado y le aparecen las dudas ... Decidimos continuar juntos, yo me encuentro bien, con ganas de enfrentarme a la segunda parte, pues es mucho mas dura, pero es muy muy bonita y es allí donde lo pasé realmente mal el año pasado, así que quería la revancha ...
Tras el avituallamiento, Marc ya me advierte que el ritmo va a ser lento, está cansado y empieza su particular calvario. Antes del avituallamiento del Coll de la Mola ya tiene problemas con los calambre y subidas de gemelos. Bajamos el ritmo, estiramos y seguimos ascendiendo ... llegamos al avituallamiento, el cansancio empieza a hacer mella en todos los corredores que vamos por ese tramo, nos lo tomamos con calma, bebemos. Marc pronuncia las palabras que todo corredor teme "no puedo, abandono, vete tu" ... No lo permito, le animo a seguir, iremos juntos, a mi me da igual el tiempo y será mucho mas gratificante entrar junto a él, que ir solo y bajar el tiempo de la edición pasada. Le convenzo y enfilamos la subida en busca del Morico, nos distraemos con el paisaje pero Marc lo está pasando realmente mal, intento animarlo, convencerle de que el año pasado yo pasé por algo similar y que tras el Morico podriamos recuperar un poco y que no permitiría que abandonara pero pronto me doy cuenta que mis palabras no tienen ningún efecto y cada vez nos detenemos mas tiempo para estirar y descansar un poco ... superamos el Morico pero empiezo a temer que ha sido un error el incitarle a continuar, sus músculos son autenticas rocas y los gemelos parecen un acordeón danzando por sus piernas ... jamás había visto algo así.

Ya no puedo convencerlo de nada, me he equivocado al incitarlo a seguir y estoy preocupado, así que aunque él insiste en que me vaya y haga mi carrera mientras pueda, me olvido de la carrera y me centro únicamente en ayudarle a llegar hasta un punto donde poder abandonar. Estamos a kilómetro y medio de un avituallamiento, pero no puede seguir, varios corredores nos dan consejos, los seguimos todos, pero Marc no puede ni ponerse en pié ... al rato llega un chico de la organización alertado por varios corredores y tras contarle como ha ido sucediendo todo, me dice que se quedará junto a él y cuando se recupere, bajarán juntos al avituallamiento ... me dice que si me encuentro bien que continúe, que él se encargará de todo ...miro a Marc y asiente con la cabeza, `vete ... y gracias´, le doy la mano y le deseo que se recupere pronto ... empiezo a correr ...

Llamo a Laura para avisarla de lo que ha ocurrido y que intentaré llegar al avituallamiento previo a Raca antes de que ellas salgan ya hacia meta para ver la entrada de Andreu y Oscar.
Sabiendo que Marc está bien y le ayudarán a llegar al avituallamiento donde abandonará, intento acelerar con el objetivo indicado, Estefania también va unos metros delante de mi, así que intentaré alcanzarla y tal vez podamos entrar juntos a meta (que ingenuo, acabara sacándome más de 15 min ...). Laura me llama, en 10 min salen hacia meta, estoy cerca, acelero, quiero y necesito verla, aunque sea un instante ... un beso es mejor que cualquier barrita, gel o isotónico ...
Piedras, mas piedras, senda y pronto la pista, veo a lo lejos a Laura, acelero para poder pasar un par de minutos con ella, lo consigo, les cuento lo que ha ocurrido y les digo que se vayan, Oscar y Andreu están haciendo un carrerón y deben estar cerca de Borriol ya ... le digo a Laura que voy a intentarlo, pero no prometo nada, porque tengo la moral baja por el abandono de Marc y el calor y estos últimos kilómetros tan rápidos me han dejado muy tocado ... pero ´te prometo intentarlo mientras me queden fuerzas ...´

Me cobijo en la carpa del avituallamiento, me tiro varios vasos de agua a la cabeza y intento comer algo pero no tengo nada de hambre, y cuando eso ocurre, es que el cuerpo está muy muy cansado ... al límite.
Por detrás llevo muy poca gente, incluso la escoba está a pocos kilómetros, me vuelven a advertir que el calor subiendo Raca es asfixiante y que han habido muchos abandonos en su cima... bajo la cabeza, me despido de la gente del avituallamiento y empiezo el ascenso.

A los pocos pasos, me detengo ya para beber un poco, el sol golpea muy fuerte y estoy muy cansado ... sigo subiendo, analizo mi estado, he cometido un terrible error al querer recuperar tiempo y llegar al avituallamiento pronto, he llegado vacío y a raca es imposible enfrentarse así ... lo llaman el "Muro", pues yo me he dado de cabeza con él .... lo estoy pasando muy mal, no doy 20 pasos seguidos sin pararme a coger aire, beber y mirar a mi alrededor ... Cuando llego aproximadamente a mitad de la subida, me planteo abandonar yo también, queda lo mas duro y tal vez lo mas sensato sea bajar y dejarlo aquí. Ha sido una carrera extraña, y no hay lectura alguna que sacar de ella ... miro la cima, miro el avituallamiento, vuelvo a mirar la cima ... es entonces cuando me pasa por la cabeza un argumento que a la postre será lo mejor y mas positivo que sacaré de esta prueba "en la CSP habrán muchos momentos como este, si hoy, a 9 km de meta ya te rindes, como vas a superar cada uno de los bajones que te den aquel dia?", este pensamiento me hace retomar el ascenso y aunque sigue siendo muy duro y esté sufriendo muchísimo, voy descontando metros ... Después de 45 min, estoy apoyado en el punto geodésico que hay en la cima de raca ... recupero el aliento, doy gracias al cielo de que haya llegado hasta allí y continuo, me cuesta ponerme a correr, estoy muy muy cansado, cuesta respirar con tanto calor pero poco a poco consigo ponerme a trotar y coger un ritmo cómodo para los próximos kilómetros ....

Llego al "muret", es una corta pero intensa subida, en condiciones normales la subiría sin problemas, pero hoy no es un día normal y me sigue golpeando paso a paso, el pensamiento de que es la última me saca fuerzas de no se donde y consigo llegar arriba, ya casi está, nos animamos entre varios corredores que nos encontramos en ese punto, ya está, ya está se oye ....

Quedan 4 kilómetros para conseguirlo nuevamente, alterno correr y caminar, estoy exhausto pero ya nada me detendrá, empiezo a analizar como ha ido todo, y en empezar a sacar conclusiones positivas de la carrera ... De repente veo el cartel del km 40 y mi cuerpo sin pensarlo dos veces empieza a expulsar todo lo que ha tenido retenido durante todo el día ... esbozo una enorme sonrisa a la vez que arranco a llorar como un niño, se me eriza el  pelo y todo el cuerpo se estremece ... lo he vuelto a conseguir y esta vez tiene incluso mas merito que el año pasado ....

Entro en Borriol, ultima curva, hay muchísima gente, soy de los últimos pero siguen alli, todo el mudo aplaude, anuncian mi nombre, mi club, mi pueblo ...  Laura nuevamente se salta el protocolo y sale a mi encuentro y se pone a correr junto a mi felicitándome en los metros previos al arco de meta, miro al cielo, lanzo un beso, ´lo hemos vuelto a conseguir papa´... levanto los brazos .... Finisher !!!!!!

Ya solo me queda felicitar a la organización por haber estado a la altura de una prueba de esta índole y más con las condiciones climáticas que nos han acompañado hoy. Por supuesto felicitar a mis compañeros Andreu, Oscar y Estefanía por sus admirables tiempos y por demostrar estar en un estado físico envidiable.
También quiero felicitar a Marc por haber podido recorrer 30 km de esta durísima prueba y teniendo en cuenta que no ha podido prepararla como hubiera querido, puedes sentirte muy orgulloso de haber llegado hasta ahí ... fue un placer compartir todos esos km ....

Ya por ultimo agradecer una vez mas a Laura estar en los avituallamientos, en soportar mis nervios, ansiedad y cambios de humor previos a la carrera y tener siempre esa sonrisa que me recarga de fuerzas cada vez que me la regala.

Mis ultimas palabras hoy van para una persona muy especial, el día antes de la carrera recibí este comentario en facebook "la edad está fuera, la fuerza, dentro de uno mismo y tu fuerza es mi mayor orgullo" Este nou exit va per a tu mama, t´estimo !!!!"

Una mas ... ahora a por la CSP ... sed felices !!!!

11 diciembre 2013

IV Trail Sierra de Chiva


Que es eso? Ah coño, una sonrisa !!!!!

Podría decir que con esta frase fue con la que entré en meta el pasado sábado en tierras valencianas  … Así es, entré con una sonrisa enorme, contento, muy contento, feliz, muy feliz … pero vamos por partes.

El viernes nos dirigimos a Castellón cuatro integrantes de l´Agrupa, Damian, Oscar, Andreu y yo con el fin de pasar la noche en Castellón y así no tener tanta carretera por delante para el sábado, ya que nos dirigíamos a la localidad de Chiva, que organizaba su IV Trail Sierra de Chiva. Había dos pruebas a elegir, la Master de 61 y el Trail de 34 Km. Por mi parte estuve tentado de la Master, pero puesto que la temporada está empezando, creímos en general que lo más sensato sería hacer el Trail.

Sabado 8:00 de la mañana. Llegamos pronto a Chiva, recogemos el dorsal, bolsa del corredor, tomamos un café y realizamos la entrega tanto de los tapones como de los alimentos que habíamos traído aportando nuestro granito de solidaridad al evento (desde aquí agradecer a todos los vecinos de Xert que nos hicieron llegar sus tapones y alimentos para la ocasión).

9:00 cuenta atrás y arrancamos !!! Las órdenes de equipo estaban claras, no quería ver a nadie a mi lado, entrenamos juntos, pero hoy no os quiero ni ver !! (Las carreras me gusta correrlas en soledad, pero aparte es la única forma de no forzar la máquina). Coño, lo cumplieron al pie de la letra, km 1 y ya los he perdido de vista.Los primeros kilómetros no fueron de mi agrado, asfalto y cuesta arriba, los soleos empezaron a endurecerse, las rodillas a resentirse de los golpes de las zapatillas contra el duro alquitrán, me estaba poniendo de una mala lecheeee….

Sobre el km3 entramos en una pista y poco a poco la cosa va mejorando, pistas, sendas y ya no volveremos a saber nada del asfalto hasta la entrada al pueblo, es más, el recorrido iba mejorando kilometro tras kilómetro hasta el punto de quitarme la idea de que no volvería por nada del mundo a hacer aquella carrera, al contrario, me encantó y ahora queda pendiente conocer el recorrido de esos 61 km de la Master.

Los primeros kilómetros de pista voy muy cómodo, controlando las pulsaciones en todo momento y es cierto que las tengo elevadas pero supongo que por las primeras cuestas y los nervios es normal…
Pues no, no es normal ¡!! Minuto 50 y ligero malestar, no dudo dos veces, paro y me pongo a caminar, no pasa nada me digo, esto ya pasó en Montanejos y ya viste lo bien que terminaste, así que tranquilo, relájate, respira y recupera ….

Como siempre hago en estas ocasiones, observo a los primeros que me adelantan y así poder tener una referencia más adelante si me recupero. Tengo la desgracia que el mareo me pilla al principio de una bajada de pista donde la gente acelera para arrancar minutos al crono y yo debo frenarme para no dejarme llevar por la pendiente, me adelanta hasta un caracol que pasaba por el lugar …. pero no desisto, esto entra dentro de los planes y cuanto antes lo solucionemos mejor … es el km 9 al final de la bajada hay un avituallamiento, a punto de llegar noto como una bola de gas recorre mi cuerpo y sale por mi boca a modo de eructo (si llego a llevar a alguien delante, lo tumbo). De repente me encuentro mejor, el malestar ha desaparecido y tengo unas ganas terribles de empezar a correr. Llego al avituallamiento bebo un poco y me tomo dos gajos de naranja. Pero quiero irme de allí, tengo ganas de correr, me encuentro bien, muy bien y es hora de divertirse.

Llega la primera de las subidas y empiezo a adelantar a gente, me siento como si empezara la carrera ahora, es genial… soy precavido y no permito que el pulsómetro marque cifras preocupantes, pero dentro de los límites acelero para empezar a recuperar el tiempo perdido.
Hay algunos momentos donde tengo la sensación de que voy a marearme de nuevo, pero ya no fuerzo, intuyo esos momentos y bajo el ritmo o me pongo a andar unos minutos, siempre sin detenerme. Aprovecho para observar el paisaje, distraer mi mente,… Sigo avanzando.

Los km pasan, en los avituallamientos me alimento bien, no me olvido de beber agua cada cierto tiempo y corro, sigo corriendo y recuperando posiciones. El recorrido, como decía, mejora km tras km, no es un recorrido excesivamente técnico, las bajadas son corredoras y las subidas, aunque alguna pone a prueba, con constancia se suben sin dificultad y es aquí donde se notan los entrenamientos y salidas por Xert.

Los avituallamientos, muy completos, y muy animados, en uno me encontré con varias mujeres vestidas de abejas que por unos instantes nos arrancaron una carcajada a los participantes y nos hicieron olvidar el cansancio acumulado. También destacar lo ocurrido en otro, llego, me pongo delante de la mesa, dudo en si comer naranja, chocolate, beber coca cola etc … a esto que oigo “el campeón del mundo de corte de jamón”, giro la cabeza y pienso “estarán de coña!!”, introduzco la cabeza entre varios corredores allí agolpados y … efectivamente, un tio estaba cortando jamón para nosotros, solté la naranja y me situé frente a él, pensé “que suerte tienes que estoy en una carrera, si no, no das abasto cortando ….” Me ofrecen cerveza, vino … apetece, pero si me tomo una cerveza con el jamón os juro que ya no sigo corriendo … La verdad es que genial, este tipo de cosas rompen la rutina de la carrera, te arrancan una sonrisa y te refuerzan para seguir quemando kilómetros.

Y así es, sigo corriendo, empiezo a notar el cansancio pero me lo estoy pasando genial, hacía tiempo que no tenia esta sensación de libertad sin preocuparme por los mareos, sin pensar en abandonar … se que por más que quiera no puedo acelerar por no subir las pulsaciones, pero el ritmo al que voy es cómodo para mi, voy mejorando posiciones y recortando tiempos … 
A la altura del km 20 uno de los gemelos me recuerda que aunque no me maree, hay otras partes de mi cuerpo que pueden hacer la mañana más interesante; puesto que ya empiezo a notar el cansancio decido tomarme un gel y la verdad es que fue una decisión acertada, elimino cansancio y las piernas dejan de pesar tanto … los gemelos ya no me volvieron a marear en toda la mañana … que bien os habéis portado  esta vez (cabrones)!!!

Se que en el km 25 aproximadamente llega la ultima subida, y por lo escuchado a lo largo de la mañana, puede que sea la mas dura de todas, pero un nuevo aliciente entra en mi particular carrera, veo a la cabeza del pelotón que me ha adelantado en el km 9 cuando me he mareado, estoy cerca de recuperar mi “teórica” posición, aquello me motiva muchísimo y sigo corriendo, con la esperanza de llegar a dicha subida con fuerzas suficientes para subirla. Llego a su base, levanto la cabeza, cojo aire, analizo, no es larga, se ve el final, pero da la sensación de que la gente se me caerá encima, la pendiente es brutal. 
-Debe haber buenas vistas desde ahí arriba, porque mira, están todos parados mirando el paisaje …. (comentario del que me seguía)
Nos echamos los dos a reir, sabemos que esa gente no está mirando el paisaje, esa gente no puede con su alma y estás estancados en mitad de la subida. Entre ellos, mi objetivo, camiseta amarilla, pantalón negro y pelo mas bien largo, el primero que me ha adelantado en la bajada, a por él !!

Empiezo a subir, y aunque no negaré que un par de veces  tuve que “observar el paisaje”, pude subir a un ritmo bastante continuado, dando caza en la cima a mi objetivo y pegándome un subidón que no os lo podéis imaginar.Lo duro a terminado, ahora una larguísima bajada y varios llanos me llevarán hasta meta.
Decir que el principal objetivo, como en todas las carreras de este tipo, es siempre terminar y esta vez, el segundo que me había marcado era, teniendo en cuenta los tiempos de Montanejos, bajar de 5 horas. Miro el reloj, 4 h 15min, teniendo en cuenta que los parciales de 5 km me iban saliendo a unos 45 min, que estoy llegando al km 30 y solo quedan 4, voy a conseguirlo. Me relajo, un mareo, calambres, gemelos, ahora sería fatídico y no lo conseguiría, bajo el ritmo y disfruto del paisaje, voy recordando como ha ido la mañana, como las cosas parece que están cambiando, hablo con el de arriba, hemos recuperado la “conexión” que tanta falta me hace en estas carreras, km 31, 32, 33 miro el reloj, 40 min, perfecto, si espabilo entro en 4:45, acelero, ahora sí, estoy realmente cansado, pero no quiero dejar de correr, parece que me esté alejando del pueblo pero la meta está cerca, sigo corriendo, de repente, cartel Meta 1 Km, 
- amos no me jooodas !! 
Miro el gps, estoy en km 34, la meta, la meta donde coño está la meta ¡!! 
Ahora sí, estoy reventado, había forzado para correr estos últimos km y todavía me falta uno, hablo con un chico de la organización que había en un cruce, me explica que se ha alargado para evitar zonas de asfalto y cortar carreteras, me parece estupendo le digo, pero coño avisad antes cabrones… nos reímos los dos… 
El último kilometro se hace eterno, se que parece extraño que después de 34 km de subidas y bajadas, el último y posiblemente el más llano, sea el más duro, pero es como si a la salida pusiéramos en el cuerpo el combustible necesario para esos 34 km y este último lo hiciéramos más con el corazón que con las piernas. Corro mientras puedo, camino para coger aire, mis pies tocan el asfalto, veo corredores en busca de las duchas, me animan, el reloj 4:50, lo consigo, lo consigo … oigo aplausos, empieza a haber multitud de gente, coño el padre de Kilian, un pasillo estrecho, una alfombra en el suelo, los niños estiran sus brazos para “chocar” mis manos, me recuerda a la meta de la Transvulcania, anuncian mi llegada, últimos metros, ahora sí, volvemos a los inicios, ahora sí, brillan los ojos, se estiran los labios, amplia sonrisa, lanzo el beso al cielo con muchísima fuerza, aprieto los puños con rabia y cruzo la meta !!!!

4 horas 53 minutos – 35 Km – 1.450 Mts + - 160 ppm

Ha sido el mejor final de año que podía tener, salgo muy reforzado moralmente con esta carrera y esto me anima a nuevos y más ambiciosos retos para el próximo 2014. No será la Transvulcania, la decisión ya está tomada, pero seguro que consigo sorprenderos con alguna locura de las que tanto nos gusta a los amantes de este mundillo.

No me enrollo más, felicitar a la organización y animar a los amantes de la montaña a participar en esta carrera, seguro que no les defraudará. Por mi parte, para el próximo año queda pendiente probar la prueba Master de 61 Km, aunque si coincide con el Maratón de Castellón como este año, veremos qué decisión tomamos, algún día habrá que repetir esos 42 km asfalteros de nuestra capital no?

Felicitar también a Andreu, Oscar y Damián por sus tiempos y por pasar dos días geniales junto a ellos, corriendo y sobre todo riendo muchísimo. 
Y por último, como decía, agradecer a todos los que nos hicisteis llegar esos tapones y alimentos para entregarlos a la organización y poder echar un cable en el proyecto solidario que presentaron.

Nada más, terminad de pasar de la mejor manera posible lo que queda de este 2013 y que el próximo llegue lleno de nuevos retos, objetivos y sueños cumplidos… 

Sed felices… si se quiere, se puede!!!

20 noviembre 2013

Salgo a correr o a entrenar

Hacía tiempo que no escribía y no es que no he participado en ninguna carrera, pero por algún motivo ya no me apetecía escribir y dejé de hacerlo. Seguía participando en carreras, pero la motivación de escribir no aparecía y poco a poco me fui dando cuenta que la desmotivación de expresar mis experiencias era proporcional a mi forma de vivir esas carreras en las que participaba.

La temporada terminó fantásticamente bién, tendré muy buen recuerdo de este 2012-2013 con grandes objetivos y retos conseguidos, MABO, MIM, VTF, Fredes-Pauls entre otras muchas… pero a partir de ahí algo cambió… Tras el descanso participé en Cati, me lo tomé como un entrenamiento pues llevaba tiempo 
sin hacer nada, y ni fu ni fá, llegue bien a meta, sin excesivo cansancio. Después Villafranca, aquella fue la peor carrera de mi vida, y de la que prefiero no extenderme, la ansiedad por hacerlo bien en el pueblo de mi padre me superó, a los pocos metros de salir estaba mareado, sin ganas de nada, odiaba correr e iba a abandonar, si no lo hice fue porque había una niña que estaba en meta porque quería ver llegar a Laura, que hacía la marcha, y a mi; de no ser por Abril, esa carrera jamás la hubiera terminado.

No hace mucho probé con Montanejos, una carrera ya mas larga, 30 km, me siento muy cómodo en largas distancias y quería ver que tal me encontraba, me lo tomé con mucha calma, incluso me entretuve haciendo fotos pues el paisaje lo merecía. Llegué a meta muy contento, cuando llamé a Laura, estaba emocionado, me había divertido y había podido controlar el tema de los mareos, parecía un punto de inflexión a la mala racha que llevaba, parecía que todo estaba cambiando...

Por otro lado y forzando un poco el cambio decidí buscarme un reto mucho más atrevido, exigente y duro, algo que me devolviera la ilusión por correr y esforzarme, me apunté a la Transvulcania, 83 km y 4.400 +, empecé a entrenar pensando en ese objetivo y a dia de hoy estoy contento de mis progresos, me vuelvo a encontrar muy bien fisicamente y las distancias largas ya no me asustan ... pero falta algo. Me gusta mucho ver videos de trailrunning, videos motivadores en general, pero antes los veía y me imaginaba allí, consiguiendo grandes retos, ahora los veo, simplemente los veo y siento bastante indiferencia.

Hace una semana empecé a replantearme lo de participar en la Transvulcania, participar es un sueño, por supuesto, pero tal vez no de este modo, tal vez no sea el momento. Empecé a buscar excusas, “señales” que me ayudaran en mi decisión, pronto la encontré, los vuelos están carísimos aunque suelen salir ofertas puntuales para la prueba, tenía esa puntilla que necesitaba para tomar una decisión, NO ir a la Transvulcania. No lo demoré más, ayer mismo envié un mail a la organización explicando mis motivos y anulando mi dorsal … me duele? Por supueso, muchísimo, pero creo que es la decisión acertada en el momento de moral en el que me encuentro.

Para que entendáis de lo que os hablo, cuando hice el Maratón de Castellón, en el 2010, desde el primer entrenamiento hasta el último estuve imaginándome como sería el curzar la meta, ensayaba celebraciones, cosas que podía hacer, como plantear la carrera etc … en cada entrenamiento mi mente pensaba única y 
exclusivamente en el maratón y su meta. Con la Transvulcania no lo conseguía, veía videos, te imaginas tu llegada a meta, por supuesto, pero ni mucho menos con la ilusión con la que siempre he vivido yo las grandes carreras… así que aunque duela, creo que es una decisión acertada y confío en algún día poder visitar la “isla bonita” con la ilusión que siempre me ha caracterizado.

Saldrán nuevos retos, por supuesto y ya estoy pensando en ellos, y muy ambiciosos, pero como dice el refrán, no empecemos la casa por el tejado y consigamos unos buenos cimientos y éstos, no son otros, que volver a buscar la ilusión perdida por el running.

Hay un video de Kilian en el que narra su abandono en la Cavalls del Vent porque no le apetecía correr, porque no se divertía y porque advierte de que la sociedad ha entrado en una esfera donde se materializan demasiado los resultados. Tal vez ese ha sido mi problema, no soy una persona que pueda conseguir buenos tiempos en carrera, me considero más corredor de fondo, se me da mucho mejor la larga distancia, pero aún así últimamente el crono ha estado presente demasiadas veces en mi cabeza, no me gusta escuchar “cuanto te ha costado hacer el entrenamiento? En cuanto tiempo finalizaste tal carrera? “ Es cierto que todo el mundo participa en una carrera para competir, pero contra quien? Yo siempre lo he tenido muy claro, mi único rival, soy yo mismo y últimamente no era así.; no quiero decir con esto que quisiera ganarle a nadie, jamás, pero sí que dejé de tenerme a mi mismo como referencia en todo lo que hacía y esto, con el tiempo, me ha llevado donde estoy …
Antes, a la pregunta de porque corro? Tardaría milésimas de segundos en contestar y tendría mil respuestas, ahora, ahora no se qué contestar si debo ser sincero conmigo mismo.

Anoche, me acosté temprano, Laura vino a mi lado y me pregunto qué me ocurria, estuvimos hablando y ella empezó a tirar del hilo, acabe sacando todo lo que me entristecía y los dos comprendimos que ya no disfrutaba como antes corriendo. Ella me hizo saber que hacía tiempo que se había dado cuenta de ello; por ejemplo, ahora llegaba a casa y enseguida a pasar los datos del entrenamiento al ordenador, a ver los km, desnivel, pulsaciones, tiempos etc … datos y más datos … antes, aunque también llevara el reloj, llegaba y explicaba si había visto cabras, me había llovido, había tropezado o hasta traía un poco de romero para la paella del domingo … a eso es a lo que me refiero … antes salía a hacer lo que más me gusta, ahora salgo a entrenar … y aunque no os lo creais, hay un abismo entre ambos conceptos. 

Por no hablar de todo lo que he ido apartando o alejando de mi lado por solo tener una idea en mi cabeza, “entrenar”, bueno dos, “entrenar y entrenar”. Uno no puede levantarse por la mañana y decirle a su pareja a las 7:30 de la mañana, “cariño, como hayer solo hice 7 km, hoy seguramente haré una hora y media, me llevo yo al perro”... y efectivamente, sales del trabajo, y como si tuvieras miedo de que por tardar un minuto más en cambiarte perdieras toda la forma física que has conseguido con el tiempo, te cambias a toda leche y sales corriendo, esperando que el reloj coja satélites y puedas arrancar …  Pero esto qué es? En qué coño 
te estás convirtiendo? 

Sé que, en parte, es contradictorio, pues para hacer grandes carreras hay que entrenar duro, por supuesto, pero esos sacrificios se pueden hacer con un poco de cabeza y organización y yo lo perdí todo, la cabeza, pero sobre todo la organización.  

Y alguno de los que me lean dirá: Y que quieres decir con todo esto? – pues ni yo mismo lo sé, la conversación de anoche me ha abierto los ojos, tenía ganas de escribir y aquí estoy, vomitando todo lo que durante tanto tiempo me ha reconcomido por dentro. 

Espero que sea un punto y aparte, que consiga a partir de hoy mismo controlar un poco mis impulsos y pueda reorganizar mis salidas, hacerlo con cabeza, disfrutando y volver a tener en mente esas fantasías imaginándote cruzando una meta de alguna carrera importante …  Es hora de hacer cambios ...

Sed felices ... aunque no os lo creais, todos lo podemos ser, tengamos lo que tengamos....

09 julio 2013

Marxa al Bartolo

Y con esta nos despedimos ....

Así es amigos, con esta carrera llegamos al final de la presente temporada, como ya he dicho varias ocasiones en las últimas crónicas, el cuerpo pide descanso y otro tipo de actividad, aunque solo sea por unas poquitas semanas ...

No llevaba intención de participar en esta carrera, pero nunca la había corrido y tenía curiosidad y además quería conocer el recorrido, pues nunca había subido al Bartolo.

No tenía ningún tipo de planteamiento, llevaba ya dos semanas sin correr, sin entrenar y posiblemente iba a padecer un poco, pero bueno, quería despedirme de una gran temporada con buen sabor de boca y dedicarme a pasármelo bien durante todo el recorrido.
Aunque la salida fue a las 7, el día ya se preveía caluroso y aquello me hizo tomar la decisión de correr con mochila y reserva de agua por si acaso.
Lo dicho, a las 7 dan la salida y pronto Andreu toma ventaja, yo me encuentro extraño corriendo y no quiero dejarme llevar por la euforia de la gente y reservo un poco mas. Los primeros metros son raros, asfalto, no encuentro el ritmo, parece que mi cuerpo ya quiere sudar ... será una mañana entretenida pienso-
Pronto nos adentramos en una senda y tras un pequeño tapón, el pelotón empieza a estirarse, empiezan las primeras cuestas y ante mi asombro voy cómodo corriendo subiendolas, así que continuo. Tal vez lo pague después, son 1.100 mts positivos, pero es la última y quiero hacerlo bien. Poco a poco vamos ascendiendo, el recorrido me gusta, estrechas sendas, mucha vegetación y con grandes vistas en los claros ... sigo corriendo ... no tengo estudiado el perfil, ni se donde estarán los avituallamientos, pero espero que pronto llegue el primero ... no es así, paso los 35 min corriendo y lio al canto, primeros síntomas de malestar general y mareo. Debo decir que me esperaba esto, la noche anterior algo no me sentó demasiado bien y tuve el ataque del virus "cagamuxo", lo que me hacia llegar bastante vacío a la carrera. Pues eso, como lo esperaba, no me pongo nervioso, paro, me pongo a caminar y a disfrutar del paisaje, distrayendo la mente y con la esperanza de llegar pronto al avituallamiento donde podré recuperar.

Así es, tas algo mas de 15 min llego y como bastante y dejo que sea mi cuerpo el que me pida lo que necesita, tras una visual genérica a la mesa de avituallamiento, mi mente se centra en la botella de pepsi y sin pensarlo, manda un impulso a las manos que cogen la botella y ... com si fora una boda vamos !!! Por lo visto la bajada de azucar era importante, pero la pepsi y los lacitos (benditos lacitos), recargan el cuerpo, se que puedo empezar a correr (aunque suena raro, al final uno aprende a escuchar su cuerpo). No lo pienso dos segundos, arranco a correr y como si nada de todo lo anterior hubiera pasado, me encuentro perfecto, sonrio, vuelvo a correr, vuelvo a disfrutar ... amuuunntt !!!

Nos vamos en busca de las antenas, es el tramo mas duro, pero reconozco que no se me hizo nada pesado, pude adelantar a muchos corredores en esta zona, pues aunque era inviable correr por lo abrupto de la zona, consigo ascender a muy buen ritmo. Por mi mente pasan imagenes de la Mabo y Fondeguilla, me acuerdo de la Mim, la Fredes-Paüls, de los entrenamientos por Vallibona, el Turmell ... y entre pensamientos llego a les antenes, lo peor ha pasado, queda una ultima subida pero ahora ya toca apretar un poco y disfrutar de las bajadas que nos ofrezca el recorrido.

Al principio me mosqueé un poco, pues la principal bajada es por pista, muy corredora sí, pero le quitaba intensidad a una mañana que estaba rozando la perfección ... los kilómetros cuesta abajo por pista se hacen eternos, sigo adelantando gente, intuyo que reservan para "les agulles", pero yo decido seguir aumentando el ritmo, dispuesto a sufrir si hacía falta en ese ultimo tramo ... llego a su base, una senda nos marca el inicio, pero al igual que antes, me siento muy bien y asciendo a muy buen ritmo, las piernas están algo cansadas y los gemelos despiertan de su letargo, pero aprovechando las rocas para estirar y manteniendolos fríos con el agua que nos echaban a la cabeza en los avituallamientos, consigo que no sean estos los protagonistas hoy.

El último tramo si que se hace mas duro, en la cima personal de la organización emulando Zegama, toca constantemente un cencerro indicando el final de la subida. La putada es que el cencerro se oía varios kilómetros antes y parece que ya llegas y no es así ... (si has hecho la Mim y has pasado por Xodos, sabrás de lo que te hablo) ....

Comienzan ya los descensos que nos llevarán hasta la meta situada en la playa de la Almadraba, ahora sí, bajadas técnicas, piedras sueltas ... toca divertirse. Acelero y sigo adelantando a corredores, apenas 4 kilómetros para llegar a meta, miro el reloj y veo que si aprieto bajo de las 3 horas, pero hace muchísimo calor a estas horas, el recorrido ya no tiene sombras y vuelvo a sentirme vacio y mi cuerpo vuelve a dar sintomas de pájara, por suerte llevo la mochila con agua, bebo .. ups, no sale agua, se habrá doblado la manguera, mientras sigo corriendo me quito la mochila, la abro, voy a mirar el agua que me queda ... no me queda agua !!!! me cagonlap.... freno, bajo el ritmo, pero es demasiado tarde, pajarón al canto !!! Estoy a dos kilómetros de meta y no puedo correr, no me lamento, sigo pensando que ha sido una gran mañana, me he divertido y no le voy a dar más vueltas al tema. Intento recuperarme para correr al menos toda la costa, llego a ella, empiezo a correr muy lento, me encuentro extraño pero el cuerpo parece que ha recuperado un poco, me va a dejar entrar corriendo, el arco está lejos, pero la gente anima a nuestro paso, ultima recta, ahora sí, vuelvo a lanzar un beso al cielo, levanto los brazos y cruzo la Meta con 3 horas 9 min ...

Me reúno con Andreu, nos felicitamos y empezamos a intercambiar opiniones, sensaciones y recuerdos de lo que ha sido una grandisima temporada de trail-running ....

Carrera para mi parecer muy corredora, con zonas técnicas y dos subidas importantes, pero dureza compensada con las vistas desde la cima. El único pero que le pondría al recorrido sería la excesiva pista en la bajada principal, pero simplemente porque uno es más fanático de bajar tropezando con las piedras je je je. El resto, perfecto, al igual que la organización, avituallamientos etc ... queda anotado el track y de buen seguro que volveremos por esas tierras para entrenar y más que probable, que repitamos el próximo año.